viernes, 20 de noviembre de 2009

Una vez



Una vez volví a hacerle el amor, pero era otra mujer. Volví a sentirle tan entregada y, sin embargo, no eran sus ojos los que me dibujaban, ni sus manos las que me esculpían. Volví a tomar su sabor, pero no su cuerpo. No era su boca la que se mordía ni sus piernas las que me encarcelaban.

Una vez volví a escuchar sus susurros al oído y a desear que realmente pudiera detener el tiempo.

Una vez volví a amarla, pero no era ella.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Me encanta...

nuria dijo...

...muchísimo sol sobre tus alas, amor en tu vida y poesía en tu camino...

algunos de tus cuentos antes de dormir...y a soñar..

gracias.